PlaystationXbox

El futuro de las consolas: redes neuronales artificiales.

Este tipo de redes de computación 'aprenden' de las rutinas del jugador y se adaptan a ellas.

El avance de las consolas potencia distintos aspectos del hardware en cada revisión, añadiendo más RAM, mejores CPU o eligiendo componentes más eficientes. Si bien sabemos que la próxima generación de Xbox o PlayStation añadirá mejores gráficos a la ecuación de su propuesta, ¿qué más podrían ofrecernos? Según Marc-André, el aumento de rendimiento de las nuevas consolas podría traernos los primeros atisbos del revolucionario modelo computacional de las redes neuronales artificiales. Se trata de un modelo que imita las conexiones de las neuronas de los seres vivos de forma artificial, ofreciendo mejores respuestas y simulaciones, en el caso de los videojuegos, más realistas y adaptadas a los hábitos del jugador.

En cierta manera, los modelos de iPhone más actuales usan una versión de esto gracias a la generación de procesadores A11 y A12Bionic: el terminal aprende de las rutinas del usuario y computa y rinde de una forma u otra según las apps más usadas. “Lo que me gustaría ver en el futuro, y quizás sea un poco duro esto, son las redes neuronales artificiales”, explicaba. Es consciente de que no es un cambio tangible para todos los jugadores, y que muchos no sabrán que existe o que su consola está preparada para esto, pero sus aplicaciones a los juegos son enormes.

“Es algo que llegará a los videojuegos. Imaginemos un título como Assassin’s Creed. El juego aprenderá la forma en la que haces determinadas tareas, como misiones, secundarias y cosas así, y se adaptará a la manera en la que juegas. Es algo que veremos más tarde o temprano. Es muy fácil aburrirte de los videojuegos de mundo abierto o con grandes mundos virtuales”, añade en relación a la repetición de tareas en los juegos de mundo abierto.

“Así pues, cuando el videojuego detecte o aprenda el momento en el que te estás aburriendo o te vas aburrir, podría generar algo nuevo o divertido en ese preciso instante… Creo que sería increíble. “Ahora mismo, en la actual generación de consolas, no hay ninguna CPU que sea capaz de manejar este tipo de redes neuronales de forma correcta. Creo que la próxima generación si tendrá la capacidad suficiente en términos de rendimiento para ello, dándonos a los creadores uno o dos hilos para poder hacer funcionar estas redes neuronales. Es algo que empezará a verse poco a poco en los juegos”, concluía.

 

Fuente: vandal

Close
Close